La Microcirugía

La Microcirugía

La microcirugía es la utilización de instrumentos de magnificación de imagen óptica, para magnificar imágenes e instrumentos de precisión muy finos, aplicados a las distintas áreas de la cirugía.

/ /

La microcirugía tiene su aplicación más importante por allá en la década de 1970 y hasta la fecha, en distintas áreas de la medicina, por ejemplo: en neurocirugía, oftalmología, cirugía vascular, cirugía neurológica y en el campo de la urología en específico en tres áreas que son las más importantes:

  1. Reversión de vasectomía: Re-canalización de conductos en pacientes que se han hecho la vasectomía.
  2. Varicocele: Trastornos de fertilidad.
  3. Cirugía de genitales: Reconstrucción de genitales en pacientes pediátrico o reconstrucción por malformaciones en las vías urinarias.

Para la microcirugía se requiere un instrumental muy fino y las ópticas que magnifican las imágenes, magnifican también los instrumentos y los movimientos que realizamos los cirujanos. Hay ciertas posiciones que los cirujanos debemos guardar cuando operamos con microcirugía, por ejemplo con un microscopio hay ciertas posiciones y lentes de magnificación en las cuales tenemos posiciones para los brazos, las muñecas para que el movimiento no sea tan incómodo a la hora de hacer los procedimientos.

Los lentes de magnificación son lupas que se van adaptando de acuerdo a cuántos campos de visión queremos, se adaptan también a las características de cada uno de nosotros, a nuestras necesidades visuales y a nuestros campos visuales, estas lupas son personalizadas.

La Microcirugía en la Urología

La microcirugía en urología tiene su mejor expresión y su mejor taza de éxito en la reversión de vasectomía, las tazas de éxito son entre el 70 y 95%, estamos hablando de que casi cualquier paciente que se hizo la vasectomía puede tener un buen resultado.Hay algunos factores que se toman en cuenta en la reversión de la vasectomía como por ejemplo: La técnica utilizada por quien haya operado, el otro factor es el tiempo de operado del paciente, si el paciente tiene un máximo de 5 años, tiene un 95% de éxito, si tiene de 5 a 10 años baja a 70 ó 75% de éxito. Diez años es todavía un tiempo óptimo para hacer una reversión de vasectomía.

En la microcirugía con un microscopio podemos ver hasta 0.5 mm. En el caso de la reversión de vasectomía, que es el conducto por dónde va el semen el que se liga, este tiene un diámetro de 1 a 1.5 mm. tiene una estructura interna de un diámetro menor de 1 mm., de tal manera que se tiene que suturar la porción central y la porción externa, precisamente con material de sutura que no es visible para la visión normal, para eso se utiliza el procedimiento de magnificación y con instrumental de precisión, es decir muy fino, muy delicado, que tiene uno que saber manejar.

Hacer microcirugía requiere una curva de aprendizaje porque son posiciones y movimientos para poderlos hacer con éxito, se utilizan mini incisiones pequeñísimas una reversión de vasectomía las incisiones de 2 cm. en la piel y a través de ellos se pueden hacer los movimientos, son procedimientos con estancia hospitalaria muy corta (ambulatorio), muchos de los pacientes pueden egresar el mismo día la gran mayoría, algunos pernoctan una noche en el hospital, por ejemplo, cuando a un niño se le tiene que reconstruir el conducto urinario hay malformaciones en las cuales el conducto urinario en vez de salir por su parte distal, sale hacia abajo (hipospadias) o hacia arriba (epispadias) en ese caso tenemos que reconstruir, hacer un nuevo conducto y son procedimientos de microcirugía en los cuales los niños sí deben quedarse allí una noche pero son procedimientos de una recuperación muy noble.

Cualquier paciente que se haya hecho vasectomía es candidato a una reversión. Con los pacientes pediátricos depende de cada caso aunque la mayoría son niños sanos en otros aspectos y son candidatos a tener técnicas de microcirugía, en particular como son malformaciones que son externas, en caso de genitales, el cirujano tratará de emular lo que la naturaleza no pudo hacer.

La cirugía es ciencia y es arte, en este arte es donde los cirujanos ponemos nuestro grano de arena cada uno de nosotros, con nuestra experiencia, nuestra fineza y nuestra firmeza de pulso para que el resultado sea lo más natural posible. 

Aunque la técnica y la experiencia tienen que ver a la hora de una microcirugía también el cirujano, quien promueve la salud, debe cuidar la de él mismo como su peso, llevar una dieta saludable, hacer ejercicio, ya que en la microcirugía hay ciertas posiciones que dan cansancio o fatiga muscular, además de tener un pulso firme y hacer un trabajo fino, de allí el que sean personas sanas pendientes de su salud pues de ello depende también su éxito como cirujanos.


Haga una cita ahora mediante las siguientes opciones

Consultorio Urológico en Tijuana

Calle José Clemente Orozco 2340 Int. 407, Zona Rio, 22010 - Tijuana, BC - Ver en Google Maps -