fbpx
Hidrocele

Hidrocele

El hidrocele es una acumulación de líquido en el interior de una bolsa que rodea al testículo y que forma la llamada "túnica vaginal". Este problema es de naturaleza completamente benigna.

Consultorio Urológico en Tijuana

Calle José Clemente Orozco 2340 Int. 407, Zona Rio, 22010 - Tijuana, BC - Ver en Google Maps -

Haga una cita ahora mediante las siguientes opciones

¿Cómo se desarrolla un hidrocele?

Durante los últimos meses de gestación, los testículos migran desde el lugar de su formación en el interior del abdomen a su localización definitiva en la bolsa escrotal. En este camino arrastran una capa de peritoneo (capa que recubre la cavidad abdominal) que formará la "túnica o proceso vaginal" del testículo. Existen dos tipos de hidrocele:

  • Comunicante: En la que persiste una comunicación entre la cavidad peritoneal y la "túnica vaginal", y que afecta con más frecuencia a niños. La mayoría cierra espontáneamente durante el primer año de vida, aunque si el hidrocele es grande puede asociar una hernia de contenido intestinal
  • No comunicante: Que afecta fundamentalmente a varones de más de 40 años y tiene larga evolución. De origen desconocido en la mayoría de los casos, puede ser en ocasiones causado por traumatismos, infecciones o tumores del testículo.

SÍNTOMAS

El principal síntoma es hinchazón del testículo. El hidrocele puede presentarse en uno o en los dos lados.

En el examen médico el testículo no se puede sentir debido al líquido circulante. El tamaño puede aumentar dependiendo de los casos. En el caso de variar la cantidad de líquido lo más probable es que se deba a una hernia inguinal.

Los hidroceles se pueden mostrar fácilmente alumbrando con una luz por la parte más grande del escroto. En caso de hidrocele, el escroto se ilumina, ya que está lleno de líquido transparente. Se puede hacer una ecografía para confirmar el diagnóstico.

TRATAMIENTO

Actualmente, se realiza cirugía. En la práctica se efectúa una leve incisión en el escroto o en la parte baja del abdomen, se extrae el líquido en exceso y se estrecha el volumen de tejido para evitar que vuelva a llenarse de líquido. La intervención se realiza de manera ambulatoria aunque bajo anestesia general.

Otra opción es retirar el líquido del escroto con una aguja, un proceso llamado aspiración. Sin embargo, debido al alto riesgo de infección y alta probabilidad de reaparecer el hidrocele, generalmente se prefiere la cirugía. La aspiración puede ser la mejor alternativa para personas que presenten ciertos riesgos quirúrgicos.

Después de la aspiración, se pueden inyectar medicamentos esclerosantes (que endurecen o espesan) para cerrar la abertura. Esto ayudar a prevenir la acumulación posterior de líquido.

Los hidroceles asociados con una hernia inguinal se deben reparar quirúrgicamente lo más rápido posible y los hidroceles que no desaparecen espontáneamente en un período de meses deben evaluarse para una posible cirugía. Con frecuencia, se lleva a cabo un procedimiento quirúrgico llamado hidrocelectomía para corregir el hidrocele.

EVALUACIÓN

Por lo general, un hidrocele simple desaparece sin necesidad de cirugía. En caso de ser necesaria, es un procedimiento simple en manos de un cirujano experto y usualmente, el resultado es excelente.

La presencia de un dolor agudo en el escroto o los testículos es una emergencia médica. En el caso de agrandamiento del escroto asociado con fuerte dolor, se debe buscar atención médica inmediata.

Escríbanos un mensaje

Si desea una cita puede escribirnos, por favor déjenos su número de teléfono y nos pondremos en contacto con usted a la brevedad posible.


Haga una cita ahora mediante las siguientes opciones

Consultorio Urológico en Tijuana

Calle José Clemente Orozco 2340 Int. 407, Zona Rio, 22010 - Tijuana, BC - Ver en Google Maps -