Enuresis ¿Por qué mi hijo moja la cama?

Enuresis o ¿Por qué mi hijo moja la cama?

Levantarse con las sábanas mojadas debido a la salida involuntaria de la orina, puede ser más común de lo que se cree en menores de edad entre los 5 y 15 años quienes aparte de angustiarse por orinar la cama, también sufren el soportar regaños y castigos de sus padres.

Consultorio Urológico en Tijuana

Calle José Clemente Orozco 2340 Int. 407, Zona Rio, 22010 - Tijuana, BC - Ver en Google Maps -

Haga una cita ahora mediante las siguientes opciones

La palabra enuresis tiene sus raíces en el griego y significa en lenguaje coloquial "orinar o mojar la cama".Es la pérdida involuntaria de orina durante la noche. 

Este padecimiento siempre ha existido en la historia de la humanidad y  ha estado rodeado de falsas concepciones, sin embargo es una  situación muy frecuente en la infancia, siendo un inconveniente grave para el niño y su familia, porque genera problemas en su entorno familiar y social, convirtiéndose  en un factor estresante para quien lo sufre. Los costos sociales, emocionales y sicológicos son inestimables, generando en el niño o niña que  moja la cama sentimientos de vergüenza, baja autoestima, tristeza, inseguridad, rechazo y aislamiento. 

A partir de los 2 años, el niño controla la salida de orina durante el día y cuando tiene 3 o 4 años ya debe controlar la salida de orina también por las noches. Al llegar a los 5 años el niño debe tener un control total, pues a partir de esta edad si no hay un control ya es considerado una patología si durante el día pueden controlarse pero en la noche no. 

Existen dos tipos de enuresis: Primaria y secundaria.

  • Enuresis primaria: Cuando el niño se ha mojado desde siempre y nunca ha podido controlarlo. 
  • Enuresis secundaria: Cuando logró controlar la salida de orina nocturna por un tiempo de entre 6 meses a 1 año pero de pronto empieza a mojar la cama.

Suscríbase a nuestro canal

Para que no se pierda ningún video del Dr. Ramírez

La enuresis puede deberse a trastornos orgánicos como enfermedades urológicas, medicamentos e infecciones así como trastornos del sueño pues el  sueño profundo puede ocasionar que se pierda el control de la orina. Algunos padres refieren que el niño también se orina durante la siesta diurna. Es por esto que la enuresis se relaciona más que con la noche, con el sueño del niño.

"Cuando dos padres han sufrido en su niñez esta condición existe un riesgo del 77 % de que los hijos la padezcan. En los casos de un solo padre, el riesgo disminuye a 43 % y en ausencia de la historia familiar es apenas del 15 %" 

La causa de la enuresis en algunos menores es la poliuria nocturna (producción excesiva de orina durante la noche), en otros las vejigas con baja capacidad funcional para la su edad o vejigas hiperactivas. Algunos niños enuréticos presentan sensibilidad a algunos alimentos como la leche, productos cítricos, chocolate, huevos y bebidas artificiales con cafeína. Existe también relación entre los desórdenes de hiperactividad y déficit de atención, la apnea del sueño, el mutismo, el Síndrome de Down y la enuresis. 

En la actualidad se reconoce que la enuresis es la causa y no el resultado de disturbios en el área emocional y afectiva como son: una baja autoestima, tristeza, tendencia al aislamiento, timidez, sentimientos de vergüenza y de culpa, el divorcio de los padres, el fallecimiento de una persona cercana, cambio de residencia, cambio de escuela, bullying escolar, abuso sexual etc. 

Tratamiento

Antes que nada debe hacer se una investigación para saber si el problema es orgánico o psicosocial y tratar el problema en conjunto con psicólogos o psiquiatras. 

La enuresis es un problema que afecta a gran parte de la población infantil y puede continuar en la edad adulta en 1-2 % de los casos. Más importante que la enuresis en sí, son las secuelas emocionales que esta deja, cuando no es adecuadamente tratada. 

Un niño que padece enuresis no llevará un saludable estilo de vida, ya que tratará de aislarse, no querrá ir a visitar a sus primos y quedarse a dormir, tampoco irá a campamentos, será retraído. se debe evitar que el niño con enuresis llegue a la adolescencia o edad adulta sin resolver su problema, porque las secuelas emocionales podrían ser permanentes y además el tratamiento tendría  mayor probabilidad de fracasar.

Hoy día es posible ofrecer tratamientos curativos en nuestro medio, con altas tasas de curación, además de hacer partícipe al niño en su tratamiento.

 Si su niño está mojando la cama, no espere más, atienda y solucione el problema de manera profesional, consulte al urólogo.

Escríbanos un mensaje

Si desea una cita puede escribirnos, por favor déjenos su número de teléfono y nos pondremos en contacto con usted a la brevedad posible.


Haga una cita ahora mediante las siguientes opciones

Consultorio Urológico en Tijuana

Calle José Clemente Orozco 2340 Int. 407, Zona Rio, 22010 - Tijuana, BC - Ver en Google Maps -