Herpes Genitales

Herpes Genitales

Es una de las enfermedades de transmisión sexual, pertenece a un grupo de enfermedades que son virus, no es una enfermedad curable pero sí es controlable.

/ /

En este grupo, el grupo del herpes, por ejemplo pertenece al mismo grupo que la varicela, en términos generales el virus del herpes simple se subdivide en 2 tipos: El tipo 1 y tipo 2.

  • El tipo 1 es el herpes que da de la cintura para arriba, un ejemplo es el herpes labial comúnmente conocido como fuego labial, es un herpes que está en la naturaleza, en el medio ambiente.
  • El tipo 2 es el que da de la cintura para abajo, es el herpes genital, este afecta genitales, pene, vagina o la región perianal.

El herpes genital es transmitido por contacto sexual y se les puede identificar entre los 2 y 14 días después del contacto sexual con alguien que es portador.

Herpes Genital, Síntomas

El herpes genital se manifiesta inicialmente como cualquier enfermedad viral: con fiebre, malestar general pero específicamente en el área genital las lesiones típicas son lesiones vesiculares que son ampollitas con líquido por dentro se presentan en racimo o grupo con sensación de ardor, muy parecida al herpes labial.

Cuando la lesión está cerca al conducto urinario, por ejemplo, en la mujer se asocian manifestaciones urinarias y el paciente puede tener ardor por la cercanía porque la zona se inflama, la característica del herpes es que es una enfermedad auto limitada, entre 10 a 14 días desaparecen las vesículas, se revientan de manera espontánea, dejando unas zona ulceradas, lo cual disminuye la irritación y la comezón y después desaparecen sus enfermedades auto limitadas, de allí el gran riesgo de la enfermedad, ya que muchos pacientes la minimizan porque tuvieron muchas ronchitas, algunos las manipulan, las exprimen, las quieren arrancar, la revientan y aunque acortan el tiempo de presentación pueden ser auto inoculables, es decir, esta enfermedad si el paciente la toca, rompe el líquido y si se toca otra parte del cuerpo se va a contaminar.

Se puede estar enfermo e ignorar que se padece la enfermedad, pues aunque suele haber brotes, con el tiempo estos vuelven a salir pero con una presentación más corta y un tiempo de manifestación más corto y los pacientes suelen minimizarlo, en la consulta frecuentemente acuden pacientes de este tipo y como los brotes suelen aparecer esporádicamente no le dan la debida atención y los confunden con otra cosa, se aplican cualquier crema y con o sin la crema de cualquier manera esto va a desaparecer y son portadores asintomáticos.

Este es un virus muy común de 6 adultos 1 por lo menos, será portador del herpes genital, sin embargo un 70 a 75 % son asintomáticos, desconocen que son portadores y por lo tanto son altamente contagiosos.

En general todas las enfermedades virales no son curables, son controlables, el buen control depende de dos aspectos: Primero de un diagnóstico oportuno el urólogo con solo ver las lesiones lo puede diagnosticar pero también hay exámenes que confirman el diagnóstico, se pueden hacer con la misma lesión tomando un cultivo de esta, o puede haber exámenes de sangre que nos dirán si tiene o no el herpes. Los tratamientos favorecerán el sistema inmunológico, son antivirales, tienen buena respuesta y acortan los síntomas, es decir, en vez de durar la lesión dos semanas o diez días, solo durará 3 ó 4 días, será menos incómodo, alarga los brotes y en vez de tener un brote cada 2, 3 ó 4 meses puede ser que solo se tenga un brote una vez al año.

Lo segundo para un buen control es ser consciente de que se es portador de la enfermedad y si se tiene pareja no se deben tener relaciones sexuales cuando hay brotes, ya que es un momento en que el portador es 100% contagioso, cuando hay actividad sexual se debe utilizar preservativo. Un hombre o una mujer que es portador después del brote el contagio está activo hasta 100 días después.

No se debe confiar en que cuando no hay brotes no se es contagioso y el herpes tipo 1 que es que hay en la boca se puede contagiar al genital y viceversa.

Se puede vivir con herpes, ya que no es una enfermedad mortal, es incurable pero controlable y depende también del sistema inmune.

Se presenta más en personas deprimidas, desnutridas, desveladas, que no comen bien, que tienen alguna enfermedad inmunodepresora, si hay mucha exposición al sol baja el sistema inmunológico y puede aparecer herpes.

Cualquier lesión que aparezca en el área genital y se tenga prurito, lesiones conjuntas y que no sea algo ocasional sino que se esté repitiendo merece una atención urológica.

En la actualidad hay muy buenos antivirales y se puede tener una vida sexual sana con responsabilidad.


Haga una cita ahora mediante las siguientes opciones

Consultorio Urológico en Tijuana

Calle José Clemente Orozco 2340 Int. 407, Zona Rio, 22010 - Tijuana, BC - Ver en Google Maps -